America, Etica e religioni, Eventi manifestazioni iniziative, Geopolitica Conflitti Pace

Jorge Mario Bergoglio (Francesco I) è il nuovo Papa

papa francesco IL’argentino Jose Mario Bergoglio è il nuovo Papa. Si chiamerà Francesco I. Ha 76 anni, è l’arcivescovo di Buenos Aires ed il primo Pontefice extraeuropeo e sudamericano, nonchè il primo gesuita e il primo a fregiarsi del nome di Francesco; figlio di emigrati piemontesi in argentina della zona di Asti; membro della Compagnia di Gesù; nel 2005 arrivò secondo dietro Ratzinger e pare sia stato il candidato auspicato dal Cardinal Martini. E’ diventato prete ha 33 anni; prima di diventare gesuita ha studiato come chimico. Quando fu nominato cardinale nel 2001 ordinò ai suoi di non andare a Roma ma di donare i soldi per il viaggio ai poveri. Vive in umiltà; da quando è arcivescovo di Buenos Aires ha scelto un piccolo appartamento al posto di quello lussuoso adiacente alla cattedrale della capitale argentina.

E’ diventato popolare al tempo della grande crisi economica argentina del 2001: fu un punto di riferimento rispetto alla pessima reputazione dei politici e burocrati del Paese.

A posteriori, il Conclave del 2005, risulta oggi come una “prova generale” di questo, se l’unico che seriamente attirò voti oltre a Ratzinger si ritrova ad essere il suo successore. Bergoglio ha sempre rifiutato di accettare ruoli curiali. 

È stato ritenuto un conservatore ma, nonostante questo, non ha mai approvato l’eccessiva rigidità della Chiesa soprattutto in materia di sessualità. Negli anni ’70 contestò l’apertura dei gesuiti alla Teologia della Liberazione e forse questa posizione gli valse anche l’accusa di connivenza con il regime dei generali ( secondo la denuncia del CELS, che sarebbe stata confermata dalla vedova di Emilio Bignone, sarebbe stato coinvolto nel sequestro di due giovani seminaristi aderenti al movimento dei sacerdoti del terzo mondo).

Ma nell’anno santo del 2000 fece “indossare” all’intera Chiesa argentina le vesti della pubblica penitenza, per le colpe assunte negli anni della dittatura. Bergoglio è professore di letteratura e psicologia.

Nato a Buenos Aires il 17 dicembre del 1936, ha studiato e si è diplomato come tecnico chimico, ma poi ha scelto il sacerdozio ed è entrato nel seminario di Villa Devoto. L’11 marzo 1958 è passato al noviziato della Compagnia di Gesù, ha compiuto studi umanistici in Cile e nel 1963, di ritorno a Buenos Aires, ha conseguito la laurea in filosofia. È stato ordinato sacerdote nel dicembre ’69. Maestro di novizi a Villa Barillari, San Miguel, nel ’73 è stato eletto Provinciale dell’Argentina, incarico che ha esercitato per sei anni. Autore dei libri “Meditaciones para religiosos” del 1982, “Reflexiones sobre la vida apostolica” del 1986 e “Reflexiones de esperanza” del 1992.

Giovanni Paolo II lo nominò vescovo titolare di Auca e ausiliare di Buenos Aires nel maggio del ’92. Il 27 giugno dello stesso anno ricevette nella cattedrale di Buenos Aires l’ordinazione episcopale dalle mani del cardinale Antonio Quarracino, del nunzio apostolico monsignor Ubaldo Calabresi e del vescovo di Mercedes-Lujan, monsignor Emilio Ognenovich.

Se i nomi hanno un senso, la scelta di Francesco (è la prima volta che un papa decide di chiamarsi così),  dovrebbe tuttavia essere di buon auspicio. Sperando non trattarsi di un diversivo per fiaccare il nuovo corso latino-americano.

Nei prossimi giorni altri servizi per conoscere meglio la figura del nuovo Papa e le reazioni in America Latina.

——————–

Reazioni in America Latina e nel mondo

El perfil del nuevo Pontífice

El flamante papa Francisco I es un jesuita con una sólida formación académica que ocupa desde 1998 la arquidiócesis de Buenos Aires. Fue presidente durante dos períodos de la Conferencia Episcopal Argentina y mantuvo una relación tensa con el Gobierno nacional, especialmente durante la discusión por la ley de Matrimonio Igualitario. Sobre su figura pesan sospechas por su actuación durante la dictadura.

Bergoglio nació en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936, en el seno de una familia de origen italiano. Hincha fanático de San Lorenzo de Almagro, comenzó su carrera en la Iglesia con 21 años tras haber estudiado ciencias químicas. A esa misma edad, debido a una grave pulmonía perdió parte del pulmón derecho. Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969 y, en plena dictadura militar argentina, entre 1973 y 1979, fue enviado a Alemania, de donde pasó a la iglesia de la Compañía de Jesús de Córdoba.

Por entonces se lo acusó de haberle retirado la protección de su orden religiosa a dos jesuitas durante la dictadura militar. Bergoglio aseguró que poco antes del golpe de Estado el 24 de marzo de 1976 les advirtió del peligro y les ofreció a ambos refugio en la casa de los jesuitas. Pero los dos curas, Orlando Dorio y Francisco Jalic, que hacían tareas sociales en barrios humildes de Buenos Aires, habrían rechazado esta oferta, según Bergoglio. Dos meses después fueron secuestrados por los militares y mantenidos presos durante cinco meses en el temible centro clandestino de detención de la ESMA.

Asumió en 1998 la arquidiócesis de Buenos Aires y durante el consistorio del 21 de febrero de 2001, el papa Juan Pablo II lo nombró cardenal. Ocupó la presidencia de la Conferencia Episcopal durante dos períodos hasta que abandonó el cargo porque los estatutos le impedían seguir. Durante este periodo, fue conocido por la tensa relación que mantuvo con los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner.

En 2008, durante el conflicto entre el Ejecutivo y las patronales agropecuarias por las retenciones móviles, Bergoglio llegó a pedir a Cristina un “gesto de grandeza” ante la protesta de los empresarios rurales, además de denunciar “homogeneización” del pensamiento y “crispación social”.

Luego, en 2010, la cúpula de la Iglesia argentina libró lo que el arzobispo llamó una “guerra de Dios” contra el gobierno, al tratar de evitar por todos los medios de evitar la aprobación de la ley que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. Bergoglio encabezó manifestaciones, movilizó a los sacerdotes en defensa de la “unidad familiar” y convocó a vigilias frente al Parlamento. “No se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios”, dictaminó por entonces Bergoglio, acérrimo opositor al matrimonio igualitario y el aborto, al aclarar su posición en una carta.

Fonte: Pagina12.com.ar

———————————

Leggi anche:


ARGENTINA: BERGOGLIO, L’EPISCOPATO DELLA VERGOGNA

————————

Recordando con ira

El rol del ahora cardenal Bergoglio en la desaparición de sacerdotes y el apoyo a la represión dictatorial es confirmado por cinco nuevos testimonios. Hablan un sacerdote y un ex sacerdote, una teóloga, un seglar de una fraternidad laica que denunció en el Vaticano lo que ocurría en la Argentina en 1976 y un laico que fue secuestrado junto con dos sacerdotes que no reaparecieron. La iracunda reacción de Bergoglio, quien atribuye al gobierno el escrutinio de sus actos.

Marina Rubino (con su esposo, Pepe Godino). La teóloga escuchó de labios del obispo Raspanti que Bergoglio le impidió recibir en su diócesis de Morón a Yorio y Jalics. Días después los secuestraron. Imagen: Sandra Cartasso

Por Horacio Verbitsky

Cinco nuevos testimonios, ofrecidos en forma espontánea a raíz de la nota “Su pasado lo condena”, confirman el rol del ahora cardenal Jorge Bergoglio en la represión del gobierno militar sobre las filas de la Iglesia Católica que hoy preside, incluyendo la desaparición de sacerdotes. Quienes hablan son una teóloga que durante décadas enseñó catequesis en colegios del obispado de Morón, el ex superior de una Fraternidad sacerdotal que fue diezmada por las desapariciones forzadas, un seglar de la misma Fraternidad que denunció los casos al Vaticano, un sacerdote y un laico que fueron secuestrados y torturados.

Teóloga con minifalda

Dos meses después del golpe militar de 1976 el obispo de Morón, Miguel Raspanti, intentó proteger a los sacerdotes Orlando Yorio y Francisco Jalics porque temía que fueran secuestrados, pero Bergoglio se opuso. Así lo indica la ex profesora de catequesis en colegios de la diócesis de Morón, Marina Rubino, quien en esa época estudiaba teología en el Colegio Máximo de San Miguel, donde vivía Bergoglio. Por esa circunstancia conocía a ambos. Además había sido alumna de Yorio y Jalics y sabía del riesgo que corrían. Marina decidió dar su testimonio luego de leer la nota sobre el libro de descargo de Bergoglio.

Marina Rubino vive en Morón desde siempre. En el Colegio del Sagrado Corazón de Castelar daba catequesis a los chicos y formaba a los padres, que le parecía lo más importante. “Una vez por mes nos reuníamos con ellos. Era un trabajo hermoso. Esta experiencia duró quince años”. También dio cursos de iniciación bíblica “en todos los lugares no turísticos de la Argentina. Teníamos una publicación, con comentarios a los textos de los domingos, queríamos que las comunidades tuvieran elementos para pensar”. Desde que se jubiló da clases de telar, en centros culturales, sociedades de fomento o casas.

No quiso ingresar al seminario de Villa Devoto porque no le interesaba la formación tomista, sino la Biblia. En 1972 comenzó a estudiar Teología en la Universidad del Salvador. La carrera se cursaba en el Colegio Máximo de San Miguel. En primer año tuvo como profesor a Francisco Jalics y en segundo a Orlando Yorio. Mientras estudiaba, coordinaba la catequesis en el colegio Sagrado Corazón de Castelar, donde también estaba la religiosa francesa Léonie Duquet. “Eran tiempos difíciles. Por hacer en el colegio una opción por los pobres tomándonos en serio el Concilio Vaticano II y la reunión del CELAM en Medellín perdimos la mitad del alumnado. Pero mantuvimos esa opción y seguimos formando personas más abiertas a la realidad y al compromiso con los más necesitados sosteniendo que la fe tiene que fortalecer estas actitudes y no las contrarias.” El obispo era Miguel Raspanti, quien entonces tenía 68 años y había sido ordenado en 1957, en los últimos años del reinado de Pío XII. Era un hombre bien intencionado que hizo todos los esfuerzos por adaptarse a los cambios del Concilio, en el que participó. Después del cordobazo de 1969 repudió las estructuras injustas del capitalismo e instó al compromiso con “la liberación de nuestros hermanos necesitados”. Pero el problema más grave que pudo identificar en Morón fue el aumento de los impuestos al pequeño comerciante y el propietario de la clase media. “Muchas veces hubo que discutir y sostener estas opciones en el obispado y monseñor Raspanti solía terminar las entrevistas diciéndonos que si creíamos que había que hacer tal o cual cosa, si estábamos convencidos, él nos apoyaba”, recuerda Marina. Sus palabras son seguidas con atención por su esposo, Pepe Godino, un ex cura de Santa María, Córdoba, que integró el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo.

Marina cursaba teología en San Miguel de 8.30 a 12.30. No le habían dado la beca porque era mujer, pero como era la coordinadora de catequesis en un colegio del obispado, Raspanti intercedió y obtuvo que una entidad alemana se hiciera cargo del costo de sus estudios. Tampoco le quisieron dar el título cuando se recibió, en 1977. El director del teologado, José Luis Lazzarini, le dijo que había un problema, que no se habían dado cuenta de que era mujer. Marina partió en busca de quien la había recibido al ingresar, el jesuita Víctor Marangoni:

–Cuando me viste por primera vez, ¿te diste cuenta o no de que era mujer?

–Sí, claro, ¿por qué? –respondió azorado el vicerrector ante esa tromba en minifalda.

–Porque Lazzarini no me quiere dar el título.

Marangoni se encargó de reparar ese absurdo. Marina tiene su título pero nunca se realizó la entrega oficial.

La desprotección

Un mediodía, al salir de sus cursos, “lo encuentro a monseñor Raspanti parado en el hall de entrada, solo. No sé por qué lo tenían allí esperando. Estaba muy silencioso, le pregunté si esperaba a alguien y me dijo que sí, que al padre provincial Bergoglio. Tenía el rostro demudado, pálido, creí que estaba descompuesto. Lo saludé, le pregunté si se sentía bien, y lo invité a pasar a un saloncito de los que había junto al hall”.

–No, no me siento mal, pero estoy muy preocupado –le respondió Raspanti.

Marina dice que tiene una memoria fotográfica de aquel día. Habla con voz calma pero se advierte el apasionamiento en sus ojos grandes y expresivos. Pepe la mira con ternura.

“Me impresionó verlo solo a Raspanti, que siempre iba con su secretario”, dice. Marina sabía que sus profesores Jalics y Yorio y un tercer jesuita que trabajaba con ella en el colegio de Castelar, Luis Dourron, habían pedido pasar a la diócesis de Morón. Yorio, Jalics, Dourron y Enrique Rastellini, que también era jesuita, vivían en comunidad desde 1970, primero en Ituzaingó y luego en el Barrio Rivadavia, junto a la Gran Villa del Bajo Flores, con conocimiento y aprobación de los sucesivos provinciales de la Compañía de Jesús, Ricardo Dick O’Farrell y Bergoglio. “Le dije que Orlando y Francisco habían sido profesores míos y que Luis trabajaba con nosotros en la diócesis, que eran intachables, que no dudara en recibirlos. Todos estábamos pendientes de que pudieran venir a Morón. Ninguno de los que conocíamos la situación nos oponíamos. Raspanti me dijo que de eso venía a hablar con Bergoglio. A Luis ya lo había recibido, pero necesitaba una carta en la que Bergoglio autorizara el pase de Yorio y Jalics.”

Marina entendió que era una simple formalidad, pero Raspanti le aclaró que la situación era más complicada. “Con las malas referencias que Bergoglio le había mandado él no podía recibirlos en la diócesis. Estaba muy angustiado porque en ese momento Orlando y Francisco no dependían de ninguna autoridad eclesiástica y, me dijo:

–No puedo dejar a dos sacerdotes en esa situación ni puedo recibirlos con el informe que me mandó. Vengo a pedirle que simplemente los autorice y que retire ese informe que decía cosas muy graves.

Cualquiera que ayudara a pensar era guerrillero, comenta Marina. Acompañó a su obispo hasta que Bergoglio lo recibió y luego se fue. Al salir vio que tampoco estaba en el estacionamiento el auto de Raspanti. “Debe haber venido en colectivo, para que nadie lo siguiera. Quería que la cosa quedara entre ellos dos. Estaba haciendo lo imposible por darles resguardo.”

La teóloga agrega que le impresionó la angustia de Raspanti, “que si bien no podía ser calificado de obispo progresista, siempre nos defendió, defendió a los curas cuestionados de la diócesis, se llevaba a dormir a la casa episcopal a los que corrían más riesgo y nunca nos prohibió hacer o decir algo que consideráramos fruto de nuestro compromiso cristiano. Como buen salesiano se portaba como una gallina clueca con sus curas y sus laicos, cobijaba, cuidaba aunque no estuviera de acuerdo. Eran puntos de vista distintos, pero él sabía escuchar y aceptaba muchas cosas”. Uno de esos curas es Luis Piguillem, quien había sido amenazado. Regresaba en bicicleta cuando se topó con un cordón policial que impedía el paso. Insistió en que quería pasar, porque su casa estaba en el barrio y un policía le dijo:

–Vas a tener que esperar porque estamos haciendo un operativo en la casa del cura.

Piguillem dio vuelta con su bicicleta y se alejó sin mirar hacia atrás. De allí fue al obispado de Morón, donde Raspanti le dio refugio. Los militares dijeron que se había escondido bajo las polleras del obispo. Pero no se atrevieron a buscarlo allí.

–¿Raspanti era consciente del riesgo que corrían Yorio y Jalics?

–Sí. Dijo que tenía miedo de que desaparecieran. No pueden quedar dos sacerdotes en el aire, sin un responsable jerárquico. Pocos días después supimos que se los habían llevado.

De Córdoba a Cleveland

Otro testimonio recogido a raíz de la publicación del domingo es el del sacerdote Alejandro Dausa, quien el martes 3 de agosto de 1976 fue secuestrado en Córdoba, cuando era seminarista de la Orden de los Misioneros de Nuestra Señora de La Salette. Luego de seis meses en los que fue torturado por la policía cordobesa en el Departamento de Inteligencia D2 pudo viajar a Estados Unidos, adonde ya había llegado el responsable del seminario, el sa-

cerdote estadounidense James Weeks, por quien se interesó el gobierno de su país. Este año se realizará en Córdoba el juicio por aquel episodio, cuyo principal responsable es el general Luciano Menéndez. Ahora Dausa vive en Bolivia y cuenta que tanto Yorio como Jalics le dijeron que Bergoglio los había entregado.

Al llegar a Estados Unidos supo por organismos de derechos humanos que Jalics se encontraba en Cleveland, en casa de una hermana. Dausa y los otros seminaristas, que estaban iniciando el noviciado, lo invitaron a dirigir dos retiros espirituales. Ambos se realizaron en 1977, uno en Altamont (estado de Nueva York) y otro en Ipswich (Massachusetts). Recuerda Dausa: “Como es natural, conversamos sobre los secuestros respectivos, detalles, características, antecedentes, señales previas, personas involucradas, etc. En esas conversaciones nos indicó que los había entregado o denunciado Bergoglio”.

En la década siguiente, Dausa trabajaba como cura en Bolivia y participaba de los retiros anuales de La Salette en Argentina. En uno de ellos los organizadores invitaron a Orlando Yorio, que para esa época trabajaba en Quilmes. “El retiro fue en Carlos Paz, Córdoba, y también en ese caso conversamos sobre la experiencia del secuestro. Orlando indicó lo mismo que Jalics sobre la responsabilidad de Bergoglio.”

Los asuncionistas

Yorio y Jalics fueron secuestrados el 23 de mayo de 1976 y conducidos a la ESMA, donde los interrogó un especialista en asuntos eclesiásticos que conocía la obra teológica de Yorio. En uno de los interrogatorios le preguntó por los seminaristas asuncionistas Carlos Antonio Di Pietro y Raúl Eduardo Rodríguez. Ambos eran compañeros de Marina Rubino en el Teologado de San Miguel y desarrollaban trabajo social en el barrio popular La Manuelita, de San Miguel, donde vivían y atendían la capilla Jesús Obrero. De allí fueron secuestrados diez días después que los dos jesuitas, el 4 de junio de 1976, y llevados a la misma casa operativa que Yorio y Jalics. A media mañana Di Pietro llamó por teléfono al superior asuncionista Roberto Favre y le preguntó por el sacerdote Jorge Adur, que vivía con ellos en La Manuelita.

–Recibimos un telegrama para él y se lo tenemos que entregar –dijo.

De ese modo, consiguió que la Orden se pusiera en movimiento. El superior Roberto Favre presentó un recurso de hábeas corpus, que no obtuvo respuesta. Adur logró salir del país, con ayuda del nuncio Pio Laghi, y se exilió en Francia. Volvió en forma clandestina en 1980, convertido en capellán del autodenominado “Ejército Montonero” y fue detenido-desaparecido en el trayecto a Brasil, donde procuraba entrevistarse con el papa Juan Pablo II. El mismo camino del exilio siguió uno de los detenidos en la razzia del barrio La Manuelita, el entonces estudiante de medicina y hoy médico Lorenzo Riquelme. Cuando recuperó su libertad la Fraternidad de los Hermanitos del Evangelio le dio hospitalidad en su casa porteña de la calle Malabia. En comunicaciones desde Francia con quien era entonces el superior de los Hermanitos del Evangelio, Patrick Rice, Riquelme dijo que quien lo denunció fue un jesuita del Colegio de San Miguel, quien era a la vez capellán del Ejército. Está convencido de que ese sacerdote presenció las torturas que le aplicaron, cree que en Campo de Mayo.

El ablande

También como consecuencia de la nota del domingo aceptó narrar su conocimiento del caso un fundador de la Fraternidad seglar de los Hermanitos del Evangelio Charles de Foucauld, Roberto Scordato. Entre fines de octubre y principios de noviembre de 1976, Scordato se reunió en Roma con el cardenal Eduardo Pironio, quien era prefecto de la Congregación vaticana para los religiosos, y le comunicó el nombre y apellido de un sacerdote de la comunidad jesuita de San Miguel que participaba en las sesiones de tortura en Campo de Mayo con el rol de “ablandar espiritualmente” a los detenidos. Scordato le pidió que lo transmitiera al superior general Pedro Arrupe pero ignora el resultado de su gestión, si tuvo alguno. Consultado para esta nota Rice, quien también fue secuestrado y torturado ese año, dijo que eso no hubiera sido posible sin la aprobación del padre provincial. Rice y Scordato creen que ese jesuita se apellidaba González pero a 34 años de distancia no lo recuerdan con certeza.

Iracundia

Como cada vez que su pasado lo alcanza, Bergoglio atribuye la divulgación de sus actos al gobierno nacional. Esta semana reaccionó con furia, durante la homilía que pronunció en una misa para estudiantes. En lo que su vocero describió como “un mensaje al poder político”, dijo que “no tenemos derecho a cambiarle la identidad y la orientación a la Patria”, sino “proyectarla hacia el futuro en una utopía que sea continuidad con lo que nos fue dado”, que los chicos no tienen otro horizonte que comprar un papelito de merca en la esquina de la escuela y que los dirigentes procuran trepar, abultar la caja y promover a los amigos. Con este ánimo iracundo inaugurará mañana en San Miguel la primera asamblea plenaria del Episcopado de 2010.

Fonte: pagina12.com.ar

————————————-

La repercusión en los líderes de la región

Presidentes de distintos países americanos felicitaron al nuevo papa Francisco I, el argentino Jorge Bergoglio, y celebraron la elección del primer pontífice del continente.

Cristina Fernandez de Kirchner: “Nosotros siempre optamos por los pobres”

Durante la inauguración de un barrio en Pehuajó y de diversas obras de infraestructura en distintas provincias, la presidenta, Cristina Kirchner, defendió el uso de la Cadena Nacional “porque los argentinos tienen derecho a saber en qué gasta el Gobierno sus impuestos”, y felicitó “de corazón” a Francisco I: “Le deseamos de corazón que pueda lograr un mayor un grado de confraternidad entre los pueblos, y que las jerarquías puedan hacer realidad la opción por los pobres, con fraternidad, amor, justicia y equidad, que es lo que deseamos siempre”. “Siempre hemos optado por los que menos tienen, y eso es lo que no nos han perdonado”, agregó, y se esperanzó con que el nuevo Papa exhorte “a las grandes potencias del mundo para que dialoguen , a los poderosos del mundo, que tienen armamento y poder financiero, que promuevan un diálogo de civilizaciones (…) para que las causas justas triunfen en este bendito planeta”.

Enrique Peña Nieto: El presidente de México manifestó su “beneplácito” por la elección del cardenal argentino, con quien confió establecer una “relación cordial y cercana”. En un mensaje enviado a través de la red social Twitter, el mandatario saludó “con respeto y afecto al Papa Francisco I, jefe del Estado Vaticano” y adelantó que tiene planeado viajar mañana jueves al Vaticano para asistir a la misa de inauguración del pontificado.

Juan Manuel Santos: “Saludamos al papa Francisco I, primer papa latinoamericano”, escribió el mandatario colombiano en Twitter. A la par del saludo presidencial, las iglesias colombianas hicieron sonar las campanas por la designación del Sumo Pontífice.

Nicolás Maduro: El presidente encargado de Venezuela, actual candidato presidencial, celebró la designación del jesuita argentino como nuevo papa de la Iglesia Católica. “Va a ser el Papa número 266 y el debate era entre un Papa africano y uno suramericano, nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió hasta esas alturas y está frente a frente a Cristo”, dijo Maduro. Destacó que “en algo influyó para que se convoqué a un papa suramericano, alguna mano nueva llegó y Cristo dijo llegó la hora de América del sur, así nos parece”. Además, bromeó con que “en cualquier momento convocan una constituyente en el cielo para cambiar la iglesia y que sea el puro pueblo de Cristo el que gobierne el mundo”.

Rafael Correa: El presidente ecuatoriano expresó su satisfacción en su cuenta de Twitter: “¡Tenemos Papa latinoamericano! ¡Vivimos momentos históricos sin precedentes! ¡Que viva Francisco I!”.

Otto Pérez Molina: El presidente de Guatemala manifestó que la elección de Bergoglio como Papa es un llamado a la unidad en Latinoamérica para alcanzar la paz en el Nuevo Continente. Pérez Molina resaltó que la región “ha logrado nuevas posiciones en el comercio, política y ahora en el mundo de la fe católica” e indicó que tiene la esperanza de que Francisco I visite Guatemala durante el recorrido que realizará tras participar en la Jornada Mundial de la Juventud que se llevará a cabo en Brasil.

Ricardo Martinelli: El presidente de Panamá también se mostró contento con que el nuevo papa sea latinoamericano y anunció que lo va a invitar a visitar su país. “Yo creo que la escogencia del nuevo papa va a ser muy beneficiosa para la región y para la religión católica. Felicitaciones al pueblo argentino”, agregó el gobernante panameño.

————————————-

Saludos y felicitaciones desde todos los rincones

La designación del argentino Jorge Bergoglio como papa generó una ola de repercusiones en líderes de todo el mundo, quienes destacaron el hecho histórico de su origen americano.

Ban Ki-moon: “Esperamos poder continuar la relación de cooperación entre Naciones Unidas y la Santa Sede bajo su nuevo liderazgo”, dijo el secretario general de la ONU en un comunicado. “Compartimos objetivos comunes, desde la paz a la justicia social y los derechos humanos hasta la lucha contra la pobreza y el hambre, todos ellos elementos importantes de un desarrollo sostenido”, destacó.

Barack Obama: “Como primer papa de las Américas, su elección habla de la fuerza y vitalidad de una región que cada vez más está definiendo el mundo”, destacó el mandatario norteamericano. Obama remarcó además que “como campeón de los pobres y de los más vulnerables”, el nuevo Papa “continúa el mensaje de amor y compasión que ha inspirado al mundo durante más de 2000 años”.

Ángela Merkel: La canciller alemana dijo que se sentía complacida “en especial por los cristianos de América latina, que por primera vez ven a uno de ellos en la guía de la Iglesia Católica”.

François Hollande: El presidente francés felicitó al cardenal Bergoglio por su designación como Papa y le deseó éxito en la “alta misión” que le fue confiada ante los “desafíos del mundo contemporáneo”.

Mariano Rajoy: El jefe del gobierno español envió un telegrama de felicitación al recién elegido Francisco I, en el que expresó su convencimiento de que su Papado contribuirá a construir un mundo mejor. Rajoy dijo estar “convencido” de que durante el papado de Francisco I la Iglesia podrá contribuir “de manera decisiva a un mundo mejor, en beneficio de la convivencia entre todas las naciones y creencias religiosas”.

Giorgio Napolitano: El presidente de la República Italiana elogió la “simplicidad” de las primeras palabras del nuevo Papa Francisco I. En un comunicado, Napolitano dijo que comparte “la emoción del país por el discurso del Papa Francisco I en la plaza San Pedro” y se declaró “emocionado por la simplicidad de las palabras pronunciadas en nuestra lengua y su familia de origen en el Piamonte”.

David Cameron: El primer ministro británico, que es protestante anglicano, destacó que se trata de “un día trascendental para 1200 millones de católicos en todo el mundo, al ser nombrado Su Santidad Papa Francisco I como el 266 obispo de Roma”, pero no hizo referencia a la nacionalidad argentina del Papa.

Discussione

13 pensieri su “Jorge Mario Bergoglio (Francesco I) è il nuovo Papa

  1. finir come Obama ?

    prof. dr. Salvatore Palidda palidda@unige.it Universit degli Studi di Genova disfor-unige, corso podest 2, 16128 Genova (It)

    "Mi piace"

    Pubblicato da turipalidda | 13/03/2013, 23:46
  2. UN’INTERVISTA A HORACIO VERBITZKY SUL CASO BERGOGLIO (in spagnolo):

    "Mi piace"

    Pubblicato da cambiailmondo | 14/03/2013, 02:22
  3. LE VITTIME: “BERGOGLIO RACCONTI TUTTO QUEL CHE SA”(in spagnolo):

    "Mi piace"

    Pubblicato da cambiailmondo | 14/03/2013, 02:23
  4. IL GIORNO CHE BERGOGLIO TESTIMONIO’ IN TRIBUNALE(in spagnolo):

    "Mi piace"

    Pubblicato da cambiailmondo | 14/03/2013, 02:24

Trackback/Pingback

  1. Pingback: La Massoneria Italiana: ‘Con Papa Francesco nulla sarà più come prima’ | Suonate la tromba in Sion e date l'allarme sul mio santo monte! (Gioele 2:1) - 14/03/2013

  2. Pingback: Il nuovo ‘papa’ era il candidato del cardinale massone Carlo Maria Martini « Non tollero Jezabel - 14/03/2013

  3. Pingback: ‘L’Antipapa’ Francesco è membro del Rotary Club, il candidato sincretico del cardinal massone Carlo Maria Martini | Escogitur.it - 21/03/2013

  4. Pingback: Il nuovo ‘papa’ era il candidato del cardinale massone Carlo Maria Martini | La Babilonia Cattolica Romana - 23/03/2013

  5. Pingback: Papa Francisco se recusa a utilizar o anel de ouro papal, e usará um anel de prata que pertenceu ao Arcebispo MAÇOM Macchi, secretário particular do Papa Paulo VI. | Fim dos Tempos.Net - 24/03/2013

  6. Pingback: Il nuovo ‘Papa’ era il candidato del cardinale massone Carlo Maria Martini | La Buona Strada - 30/03/2013

  7. Pingback: Bergoglio ultimo Papa Cattolico o primo Papa della massoneria e del Nuovo Ordine Mondiale anticlericare e sionista | Escogitur.it - 07/04/2013

  8. Pingback: Il nuovo ‘papa’ era il candidato del cardinale massone Carlo Maria Martini | La Massoneria Smascherata - 31/08/2013

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

Questo sito utilizza Akismet per ridurre lo spam. Scopri come vengono elaborati i dati derivati dai commenti.

DOPO COVID-19

Sostieni CAMBIAILMONDO

Dai un contributo (anche piccolo !) a CAMBIAILMONDO

Per donare vai su www.filef.info e clicca sull'icona "DONATE" nella colonna a destra in alto. La pagina Paypal è: filefit@gmail.com

Inserisci la tua e-mail e clicca sul pulsante Cambiailmondo per ricevere le news

Unisciti ad altri 1.737 follower

Blog Stats

  • 1.241.810 hits

ARCHIVIO

LINK consigliati

 
 
 
 
 
 
 
 

cambiailmondo2012@gmail.com

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: