Annunci
America, CRISIS, Geopolitica Conflitti Pace, Politica

Prove di destabilizzazione anche in Argentina ?

di Ricardo Camporeale (Bueno Aires)
Hay que estar atentos y analizar los sucesos del miércoles 20/6 en Argentina como destituyente, donde pudo suceder un desastre y que por suerte, la impecable actuación de las fuerzas de gendarmeria, mantuvieron a raja tabla las ordenes recibidas de la Pta de  no reprimir, a pesar de haber paralizado y desabastecido al país en su totalidad de nafta y gas,con todo lo que esto implica,  fogoneada la situación  con declaraciones de sindicalistas como  Barrionuevo y el propio Pablo Moyano diciendo ” vamos por ellos” o se tienen que ir”. 

Al mismo tiempo tengamos  en cuenta y analicemos muy bien lo que pasa en Paraguay, donde la derecha oligárquica utiliza, como en el golpe de Venezuela, situaciones de extrema tensión y lamentablemente con muertos ( por  francos tiradores infiltrados en las fuerzas?), la ocasión para llevar adelante un juicio político  sumarísimo, para destituir al presidente Lugo.  Un diputado Venezolano del UNASUR  declaró, que apoya lo  expresado por el Pte Correa: “no vamos a reconocer ningún presidente que no sea elegido en las urnas por decisión del pueblo”.

El próximo miércoles 27/6 sera un dia difícil en Bs As,  la oligarquía con el sector de la derecha peronista de la CGT, (que puede perder en las elecciones del 12/6  y necesita acumular y demostrar politicamente su fuerza), mas alguna izquierda oportunista se sumara al paro y movilización,  utilizando una reivindicación justa (impuesto a las ganancias) que año a año se revisa y mejora, si bien debería ser anulada directamente para algunos sectores asalariados, sin tener en cuenta que  ademas es una ley que debe ser tratada y modificada por el congreso.  Se  utiliza  nuevamente como pretexto parando al país, denominando este gobierno de “dictadura ,represor, falta de libertad de huelga, etc, Los medios hegemónicos complementan el cuadro de agitación permanente.

———————–

Lo que va de un día a otro

Por Mario Wainfeld (www.pagina12.com.ar)

Ayer a la tarde, un medio on line informaba que “el secretario general de Camioneros Hugo Moyano convocó a un paro nacional con movilización a Plaza de Mayo”. Erratas cometemos todos (Hugo es el titular de la CGT; su hijo Pablo, de Camioneros); lo interesante de ésta era su tangencia con lo que se acababa de ver. El líder cegetista pareció haber protagonizado una regresión, hablaba como el jefe de un sindicato y no de la principal central de trabajadores. Otro gesto inusual fue adjudicarse toda la responsabilidad de lo que hizo y hará su gremio. Quizá quiso arropar a Pablo, que es un muchacho crecido, con responsabilidades legales y que no quedará a cubierto de ese modo. De hecho, el padre minimizó su cargo y su legitimidad. Y, más allá del rigor verbal, cambió su postura y el escenario de horas atrás, en neto plan de retroceso.

En cuestión de horas, Moyano canjeó un paro de 24 horas con marcha por uno de los más brutales abusos de la acción directa desde 1983, que no han sido pocos ni moderados. Se apeó del desacato a la conciliación obligatoria dispuesta por el Gobierno y cerró trato por un porcentaje bueno para los muchachos aunque no exorbitante. Y, last but not least, se mudó del estudio de TN a su local sindical.

Un protagonista habituado al unicato, según él mismo sinceró, dificulta saber los motivos de sus movimientos. Máxime cuando, como esta vuelta, son “a la baja”. Acaso se hayan sumado la firmeza del Gobierno para enfrentarlo, un destello de lucidez ante la magnitud del daño social que estaba causando el bloqueo a las refinerías. Habrá gravitado también la soledad en que se encontraba, incluso respecto de los dirigentes gremiales que le son más fieles.

– – –

Los medios dominantes lo acompañaron más que sus compañeros. La tapa de Clarín de ayer, carente de toda alusión a los bloqueos, servirá para nuevos seminarios de periodismo, tanto como la obsequiosidad que le prodigaron en A dos voces. Pero se le puso de punta el peronismo real, ese del que tanto hablan Moyano (que lo conoce) y tantos opositores (que lo comprenden entre poco y nada).

En la actual etapa el peronismo (kirchnerista, compañero de ruta o distante) se expresa como nunca como poder territorial democrático. Gobernadores e intendentes sintieron en carne propia la lesividad exorbitante del piquete nacional camionero. La gobernabilidad es la base de la legitimidad, tal la bolilla uno del manual de quien ejerce un Ejecutivo. Moyano cuenta con una ristra de mandatarios que han padecido sus avasallantes métodos. Los intendentes conurbanos, constantemente jaqueados por la recolección de residuos, son el ejemplo más conspicuo, que no el único.

Moyano no jugaba al TEG exclusivamente contra el Gobierno, aislado de la cotidianidad de los argentinos. Intervino malamente en la vida cotidiana de gentes de a pie. Les hizo pasar frío y carencias, por una discusión sectorial; la dirigencia justicialista realmente existente tomó lógica distancia.

– – –

Moyano parangonó al oficialismo con la dictadura militar, un tópico que cunde (con modismos de lenguaje diferentes) entre los caceroleros VIP. La comparación es un disparate. No vale ni para los recientes nueve años ni para lo transcurrido el 20 de junio. No se cercenó el derecho de huelga, ni se suspendieron las paritarias, ni se hizo uso de la fuerza física en una situación límite. Hubo sí, una multa millonaria, denuncias penales, movimientos políticos. Asimismo una acción para liberar contados camiones en la noche del miércoles: eran pocos pero, quién sabe, tuvieron peso simbólico. Mostraron que el Gobierno estaba motivado para responder con acciones y no esperar pasivamente el flagelo de los bloqueos.

En la Casa Rosada se vivió con gran satisfacción y alivio el levantamiento de los bloqueos, más allá de que la normalidad tardará lo suyo en llegar. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, tabulan en su torno, condujo todas las jugadas. Dio cuenta de la importancia de lo que ocurría anticipando su regreso a la Argentina. Pero no le hizo falta exponerse para encauzar el conflicto, que seguirá vigente pero que se había salido de madre. Los ministros Carlos Tomada, Florencio Randazzo y Julio De Vido, más el secretario Sergio Berni operaron cada uno en su terreno.

Para los que daban por acabado al ministro de Planificación, su protagonismo es un mensaje: nada es lineal en este mundo. La exposición acerca de la magnitud de los perjuicios por la carencia de combustible fue tan minuciosa como serena sin escamotear referencias a la magnitud de los problemas. También fue “Julio” (ex contertulio cotidiano de “Hugo”, en los buenos tiempos de armonía entre ambos) quien desarrolló con más énfasis la hipótesis de complicidades entre los empresarios y los sindicalistas del transporte. Un punto cuyo impacto en las decisiones que se conocieron ayer se irá develando con los días pero que, deja toda la impresión, no habrá sido menor.

– – –

El paro y movilización del miércoles salen de la órbita estricta de Camioneros y se centran en dos demandas atendibles: aumento del mínimo no imponible y supresión del tope para percibir asignaciones familiares. Más pronto que tarde el Gobierno deberá atender esos reclamos, que interesan a una masa relevante de trabajadores.

El titular de la CGT, para contrarrestar su soledad, convocó a toda su dirigencia, con una consigna supuestamente ecuménica. El pedido lo es pero, en un país politizado como la Argentina, nadie se chupa el dedo: la marcha es para que acumule Moyano. Seguramente ese vector determinará presencias y ausencias, dentro o fuera del movimiento obrero. En una primera aproximación es lógico imaginar que se sumará el sector moyanista de la CGT, la CTA disidente, patronales agropecuarias, grupos de izquierda sindical y ciudadanos contreras. El resto de la dirigencia sindical, todo lo indica, validará los pedidos pero no la movilización. Conservará su autonomía política.

En todo caso falta casi una semana para el paro, lapso en el que habrá sumas y restas dignas de observarse. La capacidad de movilización de los camioneros es proverbial: si sostiene la medida por primera vez la pondrá a prueba contra un gobierno kirchnerista.

– – –

El gobernador Daniel Scioli retornó a suelo patrio, participó en un acto, habló generalidades de resonante imprecisión, ajenas al fragoroso contexto. Quedó en falsa escuadra por la avanzada de Moyano. Es verosímil que no la haya avalado y que no haya sido siquiera consultado. También es real que le faltaron reflejos para emitir mensajes consistentes o apenas comprensibles. El tema será comidilla en los próximos días.

Desescalar una jugada salvaje recoloca a Moyano en su territorio, el de la reivindicación sindical. En el terreno político cometió muchos errores y demasías, que deberían hacerlo reflexionar si desea persistir con sus ambiciones en esas ligas.

——————————————

Que no caiga el Paraguay

Por Mempo Giardinelli (www.pagina12.com.ar)

En momentos en que nuestro país padece el embate de la ambición política camionera, para decirlo de algún modo, pareciera que la crisis que acaba de explotar en el Paraguay, o sea aquí al lado, no tiene mayor importancia.

Y no es así. Porque igual que desde hace casi treinta años con todas las democracias sudamericanas, lo que sucede en cada país hermano nos está sucediendo también a nosotros.

Aún tímidamente, y no sin contradicciones y retrocesos, el gobierno de Fernando Lugo viene significando un cambio más que interesante para el pueblo paraguayo, sometido por décadas a dictaduras atroces y a una violencia contumaz. Y acaso por eso mismo, por los pocos y tímidos cambios que ha realizado, es que se lo quiere derrocar. Como aquí, se busca abatir al gobierno democrático por sus virtudes, no por sus defectos.

Es inusualmente grave la crisis política que se vive en estas horas en Asunción. El Parlamento paraguayo está plagado de personajes de dudosas capacidades y casi nulas virtudes, conjurados ahora en un ridículo juicio político al presidente Lugo.

Paradójicamente, lo enjuicia uno de los poderes más deslegitimados de ese país (el otro es la Justicia), que en realidad intenta abortar el proceso democratizador iniciado en abril de 2008. Popularmente desprestigiado, el Parlamento guaraní no fue capaz de llevar adelante el juicio político a los ministros de la Corte Suprema, pero sí se atreve con Lugo, acusándolo absurdamente de ser causante y/o responsable de la reciente matanza en Curuguaty, una estancia del interior del país. Ese Parlamento se ha dedicado a recortar las ayudas sociales; rechazó el desbloqueo de las listas sábanas; obstaculizó la democratización de tierras fiscales; frenó la aplicación del Impuesto a la Renta Personal, y viene impidiendo los controles al uso de agrotóxicos en el campo.

La matanza de campesinos y policías en Curuguaty hace una semana, aún no esclarecida, pero que de ninguna manera puede atribuirse a Lugo, es parte de la estrategia de los terratenientes paraguayos que se empeñan en impedir una mejor distribución de las tierras y las riquezas.

Es difícil saber cuál será la salida a la crisis, pero es cuestión de horas, toda vez que a Lugo los parlamentarios le han dado apenas 24 para organizar su defensa. La cual ha asumido en una actitud valiente, pero que parece más romántica que eficaz. De ahí que algunos sectores democráticos propongan la urgente realización de un referéndum, para lo cual están llamando a que el pueblo se movilice y tome las calles para defender la democracia.

Los golpistas del vecino país operan igual que nuestros destituyentes y también buscan modos de legitimarse apelando a mecanismos democráticos como, en este caso, el juicio político al presidente.

Ya saldrán los que se escandalizan por el vocablo: que cómo hablar de golpe, que eso es exagerar… Pero igual que aquí en 2009, y en cierto modo como ahora mismo si la Argentina quedara cautiva de los camiones parados, los golpistas nunca llaman golpe a lo que hacen, pero el procedimiento es siempre el mismo: saben que les será imposible llegar al poder por vías democráticas, o sea mediante elecciones, y entonces esmerilan, fragotean en las sombras, desacreditan las instituciones republicanas y se acurrucan al amparo de los grandes medios de prensa, que siempre están del peor lado de la política.

Ante semejante cuadro de situación, el gobierno argentino debería ponerse a la cabeza de la comunidad internacional para, sin desatender la crisis camionera local, defender a como dé lugar la todavía frágil democracia paraguaya. Y no sólo por solidaridad, sino también por autodefensa.

Y es que si esto que sucede del otro lado del río que yo miro todos los días no es un golpe de Estado, entonces, por favor, que me digan qué es un golpe. Porque a las cosas por su nombre, allá como aquí, que con los antidemocráticos nostálgicos de dictaduras y neoliberalismos feroces, y con los tontos suicidas que abundan tanto no se juega.

Annunci

Discussione

Non c'è ancora nessun commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

Annunci

Sostieni CAMBIAILMONDO

Dai un contributo (anche piccolo !) a CAMBIAILMONDO

Per donare vai su www.filef.info e clicca sull'icona "DONATE" nella colonna a destra in alto. La pagina Paypal è: filefit@gmail.com

Inserisci la tua e-mail e clicca sul pulsante Cambiailmondo per ricevere le news

Segui assieme ad altri 1.558 follower

Blog Stats

  • 885.663 hits

ARCHIVIO

LINK consigliati

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

5 Maggio 2018: 200° KARL MARX

Karl Marx

I dieci giorni che sconvolsero il mondo

cambiailmondo2012@gmail.com

Annunci
%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: